/*abrir icono social en nueva ventana*/

Ondas de choque

55,00230,00

Ondas acústicas de pulso único con un pico de energía extremadamente alto que se transmiten mediante vibraciones o impulsos como una onda por el cuerpo, desde el cabezal del manípulo pasando por todas las capas de la piel hasta llegar donde está la celulitis.

Las ondas de presión radiales son ondas superficiales con menor energía que las ondas planares. Su función es alisar la textura de la musculatura y drenar hacia el canal linfático los desechos que tenemos en la piel. El tercer tipo son las vibraciones de alta frecuencia. Estas realizan reflejos de estiramiento 35 veces por segundo lo que produce la contracción que el músculo se contraiga.

 

Limpiar
SKU: N/D Categorías: ,

Descripción

A través de la combinación de estas ondas se logra la rotura parcial de los nódulos de grasa que son los responsables de la celulitis y la apariencia de la piel de naranja. Además, con estas vibraciones, se consigue una mayor activación de la circulación y drenaje de la zona, además de aumentar el ritmo del metabolismo favoreciendo la eliminación de las grasas acumuladas.

Con este tratamiento, también conseguimos la creación de nuevo colágeno, que como os digo siempre, es muy importante para mejorar la firmeza, elasticidad y textura de la piel. También mejora el sistema linfático y vascular, ayudando a eliminar más residuos, lo que hace que tengamos menos piel de naranja.

Los resultados son evidentes desde la primera sesión. Se consigue una remodelación corporal gracias a la reducción de volumen, desaparición de la piel de naranja y el rejuvenecimiento de la piel, con un incremento de la tersura y elasticidad de las zonas tratadas.

La sesión de ondas de choque suele durar de 20 a 30 minutos por zona y el paciente puede volver a su vida normal inmediatamente. También se puede combinar con otros tratamientos como mesoterapia, vitaminas, radiofrecuencias…

Información adicional

Sesiones

1 sesión, 5 sesiones